¿Qué hay en una pastilla de freno? En primer lugar, su seguridad. Los coches necesitan hacer dos cosas más que nada, parar y arrancar, y las pastillas de los frenos de disco de las ruedas delanteras o de las cuatro ruedas se encargan de que tu coche deje de moverse cuando tú quieras. Pero, ¿Qué hay en una pastilla de freno? ¿Por qué son tan importantes y por qué hay tantos tipos diferentes?

¿QUÉ ES UNA PASTILLA DE FRENO?

Las pastillas de freno utilizan la fricción para detener tu vehículo. Se encuentran dentro de una pinza y se sujetan al disco de freno como reacción a la presión que se ejerce sobre el pedal de freno. Esta sujeción en el rotor crea una fricción que frena y detiene el rotor, la rueda y el vehículo.

Esta fricción genera calor y “polvo”, pequeñas virutas de la pastilla que se desprenden cuando se aplican los frenos. Las pastillas modernas suelen estar hechas de un compuesto semimetálico o cerámico, y llevan algunas características diferenciadoras como ranuras y chaflanes.

PASTILLAS DE FRENO SEMIMETÁLICAS

Las pastillas semimetálicas están fabricadas con una composición de entre el 30% y el 60% de metal en peso que incluye otros materiales como el lubricante de grafito. Las pastillas semimetálicas o semi-met son excelentes en casi cualquier condición climática, y proporcionan una sensación de frenado firme.

Como vienen en muchas variedades de compuestos, puedes encontrar una pastilla de calidad de este tipo para la conducción diaria en la calle o para el frenado de alto rendimiento. Mientras que las pastillas semi-met son conocidas por su gran rendimiento y durabilidad, también pueden producir una gran cantidad de polvo, y son un poco más ruidosas que las pastillas de cerámica debido a los metales añadidos.

PASTILLAS DE FRENO CERÁMICAS

Las pastillas de cerámica, la opción más suave y sofisticada, son conocidas por sus paradas fáciles y silenciosas y por su rendimiento duradero. Fabricadas con un material cerámico denso, las pastillas de cerámica son favorables por sus paradas silenciosas y su rendimiento de frenado consistente y completo. Las pastillas cerámicas producen menos polvo de freno.

La mayor parte del polvo de cerámica se vaporiza por la fricción con el rotor, y el polvo restante es más fino, de color más claro y tiene una menor tendencia a pegarse a las ruedas que el polvo de una pastilla semimetalizada. Aunque son ligeramente más caras, las pastillas cerámicas pueden ser la mejor opción para la conducción diaria, pero no suelen recomendarse para el transporte pesado o el frenado agresivo.

También pueden tener un rendimiento inferior a las temperaturas frías, ya que carecen de “mordida en frío” o de un rendimiento de frenado inmediato en condiciones de frío extremo.

¿QUÉ ES LA RANURA DE UNA PASTILLA DE FRENO Y POR QUÉ ES IMPORTANTE?

La ranura en el centro de una pastilla de freno aumenta el rendimiento de la frenada al separar la fricción de la frenada en componentes independientes y proporcionar un pequeño espacio para que el polvo de gas y el calor salgan cuando se produce la fricción.

CONCLUSIÓN

A la hora de decidir el precio cambio pastillas de freno utiliza las características anteriores para decidir cuál es la que mejor se adapta a tu estilo de conducción. Si conduces sobre todo en climas extremos o zonas de montaña, o sueles remolcar y/o frenar de forma agresiva, las pastillas semimetálicas son una gran solución. Si buscas una frenada menos agresiva con paradas silenciosas y ruedas más limpias, una pastilla de freno cerámica satisfará estas demandas.